Seleccionar página

Es posible que alguno de vuestros seres queridos acudan regularmente a un centro de día en el que realizan diferentes dinámicas grupales e individuales, así como actividades de estimulación cognitiva para adultos mayores, con el objetivo de mantener a las personas activas o retrasar el avance de alguna enfermedad que curse con un proceso de deterioro cognitivo, como podría ser la enfermedad de  Alzheimer, u otro tipo de demencia .

También es posible que tengáis a esa persona querida en casa por diversas razones y no disponga de un profesional para su atención, con el que pueda realizar esos ejercicios de estimulación cognitiva que necesita. Sea cual sea el caso, a casi todo el mundo le gustaría colaborar en el bienestar de esa persona tan apreciada o reforzar las terapias que realizan con los profesionales.

Muchas de las actividades que realizamos a diario sirven, sin saberlo, para mantener nuestro cerebro activo, ya que requieren un ejercicio de las funciones cognitivas, aunque no sea ese el principal objetivo cuando las ejecutamos.

anciana

Algo sumamente importante y que muchas veces se pasa por alto, es la necesidad de sentirse útil. Si realizamos todas las tareas sin contar con la persona mayor, si hacemos todo por ellos por ir más rápido, lo que estamos provocando es un aumento de la dependencia, a la vez que aumentamos la velocidad del progreso del deterioro cognitivo ya que no le permitimos ningún reto a nivel mental.

A continuación os presentaré cinco ideas de actividades cotidianas para la estimulación cognitiva para adultos mayores.

1. Oído Cocina!

Podemos planear junto con la persona a la que queramos estimular el menú diario. Cada día puede planificar la comida y cena del día siguiente, deberá indicar la receta, los elementos de los que está constituida y el método de elaboración. Le animaremos a que haga una lista con los ingredientes que hace falta comprar y si es posible iremos juntos a la compra, a poder ser dejando que sea ella la que realice el pago y la que atienda a que la vuelta sea correcta.

cocinera mayor

2. A cantar!

Por experiencia propia he comprobado que la música pude ser un gran aliado a la hora de estimular a cualquier persona. Provoca emociones, hace aflorar recuerdos, y suelen terminar las sesiones con una gran sensación de paz y alegría de haber pasado un rato muy agradable.

Hay muchas actividades que se puedan realizar con música pero en esta ocasión propongo una en la que se le pone el comienzo de una canción conocida por ellos (canciones de su infancia o juventud), y se pregunta por el nombre de la canción y quién la canta.

Si le resulta complicado se le da alguna pista y si no lo adivina no pasa nada, se le deja la canción completa de todas formas para que disfrute de ella.

La música es una gran terapia de reminiscencia, caracterizada por la evocación de recuerdos de experiencias pasadas. Permítele que se exprese y cuente sus recuerdos en el momento que lo desee.

Esta actividad puede ser muy entretenida si la hacemos en familia. Se puede realizar mientras hacemos otras cosas, se van poniendo canciones de fondo para que la persona no sienta que es más un trabajo que una diversión.

baile

3. Vida en imágenes

Con las fotografías voy a proponer 2 actividades la primera es realizar el típico juego de memoria pero con las fotografías de familiares cercanos y amigos. Podemos fotocopiar fotos de cada familiar individualmente y hacer dos copias de cada. Después se colocan boca abajo y se irán levantando de dos en dos para buscando que sean iguales.

Para que sea más divertido se puede jugar entre varios, quedándose cada uno con las parejas que logre encontrar y ganará el que más fotos tenga al terminar.

mirando album

Otra actividad podría ser el emparejar las fotos, es decir, se tiene fotos de algún familiar y también otra de su cónyuge o hijo, se deberán hacer parejas y explicar que parentesco les une; si resulta difícil el reconocer a algún familiar, simplemente le vamos enseñando las fotos y le decimos el nombre.

Estas actividades se realizarán siempre y cuando no vayan a provocar una situación de estrés en la persona. Buscamos estimularlos, no frustrarlos, por ello no habrá que insistir si notamos que comienzan emociones negativas en ellos.

4. Nos orientamos…

Esto es algo muy sencillo pero importante para que la persona esté bien orientada. Si se puede, se tendrán a la vista relojes grandes y algún calendario que pueda consultar en todo momento.

De vez en cuando se le irán haciendo preguntas (sin que parezca un interrogatorio ni que se noten nuestras intenciones) del tipo ¿Qué hora es?, ¿Qué día es hoy?, ¿en qué mes estamos?, ¿En qué estación?, ¿Ha entrado ya el otoño?…

Nosotros debemos hacer referencias temporales cuando nos dirigimos a ellos, de tipo “ya son las 5, vamos a merendar”, “ya falta poco para navidad”, “se nota que es invierno, hace mucho frío”…

brujula

5. ¡A clasificar!

Aquí podemos realizar numerosas actividades, por ejemplo, se le puede pedir ayuda para organizar los armarios separando la ropa de invierno de la verano, o separando por colores.

Otra actividad podría ser tener un bote con diferentes legumbres juntas y pedirle que las separe en botes diferentes. “¿puedes ayudarme y poner en el bote de la derecha los garbanzos y en de la izquierda las lentejas, por favor?”.

clasificando ropa

Estos son solo un ejemplo de estimulación cognitiva para adultos mayores mediante algunas actividades de la vida diaria, que se pueden realizar junto con nuestro ser querido para mantenerlo activo tanto física como mentalmente.

anciana pelo largo

About Maria

Mi nombre es Maria, soy Terapeuta Ocupacional por la Universidad de La Coruña y en la actualidad estoy buscando trabajo. A pesar de que el panorama laboral que vivimos no me da la oportunidad para ejercer un trabajo remunerado, mantengo la ilusión e inquietud por todo lo referente a la Terapia Ocupacional, hecho que me ha empujado a escribir este blog.