Seleccionar página

Es es turno de las escalas de valoración para la marcha y equilibrio. A continuación mencionamos algunas de las más utilizadas y su relación con el riesgo de caídas en personas mayores.

Tinetti

Esta escala es una herramienta valiosa para detectar alteraciones de la marcha y equilibrio en el adulto mayor y así poder determinar el riesgo de caídas en ellos.

Se trata de una escala heteroadministrada, dividida en dos subescalas, una de marcha y otra de equilibrio, que se cumplimenta en unos 8,10 minutos.

Para comenzar se pregunta al paciente si teme caerse. Se ha visto que el valor predictivo positivo de la respuesta afirmativa es alrededor del 63% y aumenta a un 87% en ancianos frágiles.

Equilibrio: para evaluar esta parte se utiliza una silla sin reposa brazos apoyada en la pared, comienza el paciente sentado y se observa el equilibrio sentado, después las dificultades para levantarse sin ayuda, los intentos que necesita, el equilibrio inmediatamente después de levantarse. Una vez en bipedestación se evalúa el equilibrio en diferentes situaciones como son al empujarlo levemente, con los ojos cerrados o dando un giro de 360º, por último, se le pide que se siente, observando si necesita ayuda o si se siente inseguro.

Marcha: Para evaluar esta parte primero se asegura que el suelo no tiene ningún tipo de irregularidades. Se hace caminar al paciente a paso normal, con los apoyos habituales (bastón, andador) y volver a paso ligero pero seguro, se evaluará el inicio de la marcha, la longitud y anchura del paso, su simetría, (si la longitud de los pasos con el pie derecho e izquierdo son similares) y fluidez. También se evalúa las posibles desviaciones en la trayectoria, balanceos del tronco y la postura al caminar.

Para la interpretación, a mayor puntuación mejor funcionamiento, la máxima puntuación de la subescala de marcha es 12 y la de equilibrio 16. La suma de ambas es el riesgo de caídas. Resultado de 19 a 24 supone riesgo de caída, y menor de 19 representa un riesgo alto de caídas.

escala tinetti

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Escala de equilibrio de Berg.

Esta escala se utiliza para valorar el equilibrio durante actividades funcionales. Consta de 14 ítems, que valora tanto aspectos estáticos como dinámicos, con una puntuación de 0 a 4. Las puntuaciones totales pueden oscilar entre 0, equilibrio gravemente afectado, y 56, excelente equilibrio. Valores bajos de 20 o menos indican un alto riesgo de caídas, entre 21 y 40 puntos riesgo moderado y superiores a 40 indica riesgo bajo de caídas.

Los resultados se basan en el tiempo necesario para realizar la tarea o en la calidad de la ejecución de la misma.

Se debe hacer una demostración de cada función y al puntuar se recógela respuesta más baja aplicada a cada ítem.

En la mayoría de los ítems se pide al paciente que mantenga la posición durante un tiempo. Se irá reduciendo la puntuación si no se consigue el tiempo o la distancia fijados.

 

berg 1

berg 2

berg3

 

 

 

 

 

 

 

 

 

berg 4

 

 

 

 

 

 

 

Timed Get up and Go.

Se coloca al paciente sentado. Se pide que se levante, ande unos 3 metros, gire sin apoyarse, vuelva hacia la silla y se siente de nuevo. Se empieza a cronometrar en el momento en el que la persona comienza a levantarse de la silla y termina cuando regresa y se vuelve a sentar.

  • 10 segundos o menos. Movilidad sin restricciones, bajo riesgo de caída.get and go
  • 11-29 segundos. Movilidad independiente, bajo o moderado riesgo de caída.
  • 20-30 segundos. Movilidad variable, moderado o alto riesgo de caída.
  • 30 segundos o más. Movilidad variable, gran riesgo de caída.

 

 

Apoyo monopodal.

Se mide el tiempo que se mantiene el paciente sobre un pie. Es un buen predictor de caídas. Menos de 5 segundos hay alto riesgo de caída.

apoyo monopodal

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Prueba del alcance funcional.

Esta prueba puede usarse para detectar deterioro en el equilibrio o en rendimiento de éste en el tiempo. Se trata de la diferencia en centímetros entre la longitud del brazo y el alcance delantero máximo, usando una base fija de apoyo. Se coloca una cinta métrica paralela al suelo a la altura del acromion del brazo dominante, después el paciente se coloca junto a la pared, con los pies separados a la altura de los hombros, puños cerrados y hombro flexionado 90º. El paciente debe intentar llegar lo más lejos posible sin levantar los pies ni los talones y sin tocar la pared y después volver a la posición inicial. Para la medición se utiliza la cabeza del metacarpiano del tercer dedo de referencia. Cuando la medición es inferior a 10 cm existe riesgo de caidas.

alcance funcional

 

 

 

 

 

About Maria

Mi nombre es Maria, soy Terapeuta Ocupacional por la Universidad de La Coruña y en la actualidad estoy buscando trabajo. A pesar de que el panorama laboral que vivimos no me da la oportunidad para ejercer un trabajo remunerado, mantengo la ilusión e inquietud por todo lo referente a la Terapia Ocupacional, hecho que me ha empujado a escribir este blog.