Seleccionar página

El término música procede del latín “musica” que deriva del griego “mousike” que significa “el arte de las musas”. La música es tan antigua como el propio hombre, hay manifestaciones que datan de tiempos remotos y de civilizaciones muy diversas como la egipcia, la china y la japonesa. Para los griegos, por ejemplo, la música estaba muy presente en sus vidas: cantaban en bodas, funerales, nacimientos y otras celebraciones, y creían en el potencial pedagógico de la música.

En la Edad Media, la iglesia católica se convierte en el eje fundamental de la sociedad y el canto gregoriano será, durante gran parte de este período, la música que gobernará todos los territorios, y con el nacimiento de juglares y trovadores la música profana encuentra su sitio.

Pero dado que toda cultura conocida ha tenido alguna forma de manifestación musical, la historia de la música abarcará a todas las sociedades y épocas.

indi

Musicoterapia

La Federación Mundial de Musicoterapia (WFMT) la definía así en 1996:

La musicoterapia es la utilización de la música y/o de sus elementos musicales (sonido, ritmo, melodía y armonía) por un musicoterapeuta cualificado, con un paciente o grupo, en el proceso diseñado para facilitar y promover comunicación, relajación, aprendizaje, movilización, expresión, organización y otros objetivos terapéuticos relevantes, con el fin de lograr cambios y satisfacer necesidades físicas, emocionales, mentales, sociales y cognitivas”.

En 2011, la WFMT revisa y actualiza la definición para que esté más acorde con la realidad y actualidad terapéutica.

“La musicoterapia es el uso profesional de la música y sus elementos como una intervención en ambientes médicos, educativos y cotidianos con individuos, grupos, familias o comunidades, buscando optimizar su calidad de vida y mejorar su salud física, social, comunicativo, emocional e intelectual y su bienestar. La investigación, la práctica, la educación y la instrucción clínica en la musicoterapia están basados en estándares profesionales según los contextos culturales, sociales y políticos”.

La musicoterapia pertenece al grupo de las terapias creativas junto con la danzaterapia, arteterapia, poesiaterapia y el psicodrama. Actualmente se imparten máster para la formación de musicoterapeutas.

El musicoterapeuta trabaja sobre diferentes aspectos de la persona, como pueden ser:

  • Aspectos sensoriales: habilidad de respuesta ante los estímulos sensoriales recibidos.
  • Aspectos motrices: coordinación, equilibrio y movilidad.
  • Aspectos socio-emocionales: control de las emociones, expresión emocional, autoconocimiento de las propias emociones.
  • Aspectos cognitivos: memoria, aprendizaje, imaginación y atención.

Según Josefa Lacárcel, escritora de libros tales como “Psicología de la música y educación musical” o musicoterapia en educación especial”, existen dos objetivos principales de la aplicación terapéutica de la música en las personas con discapacidad:

  • Mejorar la afectividad, la conducta, la perceptivo-motricidad, la personalidad y la comunicación mediante:
  • Sensibilización de valores estéticos de la música.
  • Sensibilización afectiva y emocional.
  • Acercamiento al mundo sonoro, estimulando intereses.
  • Reforzamiento de la autoestima y personalidad mediante la autorrealización.
  • Elaboración de pautas de conducta correctas.
  • Desarrollo de la atención y observación de la realidad.
  • Aumentar la autoestima y la confianza en sí mismo.
  • Establecer o restablecer relaciones interpersonales.
  • Integrar socialmente a la persona.

 

  • Mejorar las funciones psicofisiológicas a través de la música:
  • Desarrollo de las facultades perceptivo motrices.
  • Favorecimiento del desarrollo psicomotor: coordinación motriz y óculo motriz, regulación motora, equilibrio, marcha, lateralidad, tonicidad.
  • Integración y desarrollo del esquema corporal.
  • Desarrollo sensorial perceptivo.
  • Desarrollo de la discriminación auditiva.
  • Adquisición de destrezas y medios de expresión.
  • Desarrollo de la locución y de la expresión oral mediante la articulación, vocalización, acentuación, control de la voz y expresión.

Ya sea con o sin discapacidad, la música forma parte de nuestras vidas, escuchamos canciones dependiendo de nuestro estado de ánimo. Todos tenemos alguna canción que nos devuelve a momentos felices de nuestro pasado o que nos recuerdan a esa persona especial que se encuentra lejos o que no está ya entre nosotros. Toda esa música forma la banda sonora de nuestra vida.

 

musica

 

 

About Maria

Mi nombre es Maria, soy Terapeuta Ocupacional por la Universidad de La Coruña y en la actualidad estoy buscando trabajo. A pesar de que el panorama laboral que vivimos no me da la oportunidad para ejercer un trabajo remunerado, mantengo la ilusión e inquietud por todo lo referente a la Terapia Ocupacional, hecho que me ha empujado a escribir este blog.