Seleccionar página

Paciente, usuario, cliente, pero ante todo PERSONA.

Me gustaría reflexionar sobre este tema que compete no solo a nuestra profesión, sino a todas, especialmente las relacionadas con la salud, y ¿por qué especialmente?, pues desde mi punto de vista son profesiones en las que hay una estrecha relación entre profesional y usuario donde una de las partes está en situación de vulnerabilidad.

Este tipo de profesiones deberían ser totalmente vocacionales, porque todos podemos adquirir los conocimientos necesarios, aprender estrategias de actuación, paradigmas, marcos, modelos y un largo etcétera, pero no todo el mundo tiene la sensibilidad y empatía para tratar a todos como es debido.

En muchas ocasiones se tiende a despersonalizar a los usuarios, que pasan a convertirse en etiquetas como una enfermedad o un número.

manosLas personas cuando acceden a cualquier centro relacionado con la sanidad, llegan porque están en una situación de vulnerabilidad, ya sea por una enfermedad, o alguna circunstancia que provoca que necesiten ayuda para poder continuar con su vida de manera aceptable. Estas personas pueden tener miedo, enfado, tristeza y cualquier emoción que se te venga a la cabeza, porque cada uno reaccionamos ante la misma situación de manera diferente. Llegan a ti porque desean respuestas, alguien que les explique que les sucede y por qué, alguien que les de los cuidados, curas o terapias necesarios para que esa situación cambie y a veces, se encuentran con gente que les habla de manera que no entienden,  que les miran por encima del hombro, se encuentra con que descuidan su intimidad y salen con la sensación de que le arrebataron la dignidad.

Cuantas veces vemos  tratar a personas mayores como si fueran niños, sin pararse a pensar en todo lo que esas personas han vivido, en toda la experiencia que acumulan sus arrugas.

Nosotros trabajamos para que no se pierda o se recupere la autonomía. Entonces si le obligas a realizar actividades que nada tienen que ver con sus costumbres y su manera de vivir, si das de comer a una persona mayor a la velocidad que tú o el centro consideráis correcta, si obligas a ducharse todos los días a alguien que lleva años haciéndolo día sí y día no, si obligas a una persona a hacerse sus necesidades en un pañal aun no siendo incontinente porque no tienes tiempo de llevarlo al baño cuando te lo pide o tantas cosas que se pueden realizar de más de una forma distinta a como tú las haces, ¿dónde queda el concepto de autonomía?, ¿los intereses de quien son prioritarios? ¿Por qué se pone la posición del profesional por encima de la del usuario?, no es una relación jerárquica, no hay niveles, todos somos iguales.

A veces no depende tanto del profesional, sino que es una cuestión económica que se traduce en falta de recursos y de personal, con lo cual trabajadores saturados que no dan más de sí y a los que poco a poco se les va mermando la vocación, mientras otros se enriquecen.

Aun así, deberíamos analizarnos a nosotros mismos para saber si estamos dispuestos a tratar a los demás como queremos que nos traten a nosotros o a un ser querido.Que las personas con las que tratas pueden ser tus padres, hermanos, amigos o tú mismo y que se merecen que los respeten y sobretodo que los traten como PERSONAS.

Por suerte, la gran mayoría de profesionales de la salud son personas entregadas, con vocación y que hacen más llevadera la vida de muchísimas personas que pasan por momentos difíciles. A todos ellos Gracias!!.

manos colores

 

 

About Maria

Mi nombre es Maria, soy Terapeuta Ocupacional por la Universidad de La Coruña y en la actualidad estoy buscando trabajo. A pesar de que el panorama laboral que vivimos no me da la oportunidad para ejercer un trabajo remunerado, mantengo la ilusión e inquietud por todo lo referente a la Terapia Ocupacional, hecho que me ha empujado a escribir este blog.