Seleccionar página

Hoy me gustaría contar mi experiencia, una experiencia entre otras en una clínica de salud mental en algún lugar del mundo.

corazonmariposaEn esta clínica el trabajo del terapeuta ocupacional de mañana se basa exclusivamente en acompañar a usuarios a tomar algo a la cafetería, divididos en dos grupos. Esta actividad te la asignan nada más entrar y poco importa lo que opines porque ese es tu trabajo. Hay momentos que sientes frustración, pero piensas en el objetivo terapéutico que pueda tener. Realizan algo de actividad física, manejo del dinero, toma de decisiones, pero al final te sientes como un acompañante, por lo menos en mi caso.

MI jornada semanal constaba de 14.5 horas semanales repartidas en 4días de 3 horas y uno de 2.5 horas. Cada día la misma rutina, al llegar se forman los grupos, se pide la aprobación del médico, sale el primer grupo, desayuna y vuelta y exactamente igual con el segundo grupo. Si un día tienes suerte te da tiempo a hacer una lectura de prensa, luego se rellenan los informes diarios y hasta el próximo día.

Lo más curioso, es que lo más importante es que se hagan el mayor número de actividades o talleres mensualmente y con el mayor número de pacientes. El terapeuta de la tarde tiene tres horas para hacer actividades, pero en ese tiempo un terapeuta solo no puede ejercer terapia ocupacional de calidad a todos. ¡Qué más da! si al final solo importa un número.

Al comienzo y al final del verano terapia ocupacional organiza una excursión a la playa, ese día todo vale, van a comer todo lo que quieran y pasarlo en grande, pero si mi jornada laboral es de 3 horas, ¿Cómo es posible?, pues muy simple, trabajando 9 horas. El problema surge cuando preguntas como se compensan esas 6 horas de tu tiempo libre que empleas en ir de excusión. Que exigente soy, que poco considerada, encima que me dan un bocadillo a medio día, como soy capaz de pedir que me paguen esas horas.

En el lugar donde vivo en verano pueden alcanzarse temperaturas superiores a los 40 grados, con lo cual, pasear bajo el sol a las 12 del medio día puede convertirse en un deporte de riesgo. Pues bien, entre las 12 y la 1 aproximadamente es cuando el segundo grupo de pacientes se dirige a la cafetería por un camino desértico en el que no existe sombra alguna, lo único que puede encontrarse es una variada fauna que va desde el llamado “bicho bola” hasta el majestuoso saltamontes gigante, que hace honor a su nombre con un tamaño con el que bien podría hacerse pasar por un gorrión.

 

bicho bola        Saltamonte2-FDG

Pensando en la salud de los pacientes y en la mía propia (que soy muy egoísta y no quiero exponerme a un cáncer de piel) pido una solución a la exposición solar (tengo que decir que voy con protección, gafas, gorro y a veces hasta una sombrilla). Ya que la preocupación por la salud cutánea de los pacientes es mía, propongo unas posibles soluciones como puedan ser adelantar las salidas para que los viajes no nos cojan en las horas en las que el sol más aprieta o realizar un solo grupo mayor y el tiempo restante emplearlo en realizar otras actividades o talleres propias de terapia ocupacional. Me gustaría contar que el día que llueve, por poco que sea, a los pacientes no se les permite salir, ya que al parecer el agua afecta más a la salud que la exposición solar y la idea de comprar unos sencillos chubasqueros no surgió hasta que yo los pagué de mi bolsillo. Bueno, pero seguimos con el temar del sol. Después de exponer mis problemas y las sugerencias me indican que están estudiando el tema y cuál es mi sorpresa que me lo solucionaron! Si, ya no voy a volver a pasar calor, ya no volverán a exponernos a más de 40 grados sin sombra, ya no volveré a tener que cuestionar nada, porque ya no volveré al centro. Si, estudiaremos tu propuesta traducido a un lenguaje común significa, no has pasado el periodo de prueba ya que no puedes satisfacer las necesidades de la clínica y vamos a prescindir de tus servicios. Si, vamos a prescindir de tus servicios y vamos a buscar a alguien que aguante altas temperaturas, y venga en sus días libres a la llamada del jefe supremo. ¿Que tenga vocación y ame su profesión  y a los pacientes? Qué más da! con que sea obediente me conformo.

8 años de colegio, 4 de instituto,1,5 años en un ciclo medio, 2 años en un ciclo superior y 4 de carrera… y nunca me explicaron que lo que importa realmente para poder ejercer una profesión es la sumisión. Que al final da igual lo profesional que seas, lo que defiendas tu carrera o la vocación que tengas, porque solo se valora el silencio, lo silencioso que seas, que no pienses, que no cuestiones nada de lo establecido y simplemente hagas todo aquello que te mandan. Que seas agradecido porque te hacen el favor de darte trabajo y a cambio aparques tus derechos y tu dignidad porque es de bien nacido ser agradecido. Y así siguen creciendo empresas que se nutren de empleados temerosos, porque esa es otra norma, cuanto más miedo tengas mejor empleado serás.

elefante y pajaros

 

 

 

About Maria

Mi nombre es Maria, soy Terapeuta Ocupacional por la Universidad de La Coruña y en la actualidad estoy buscando trabajo. A pesar de que el panorama laboral que vivimos no me da la oportunidad para ejercer un trabajo remunerado, mantengo la ilusión e inquietud por todo lo referente a la Terapia Ocupacional, hecho que me ha empujado a escribir este blog.